MÉTODOS BASADOS EN INDICADOR

    Son la alternativa a lo métodos cruentos.

    FUNDAMENTO.

        Si disponemos de un recipiente que contiene un volumen desconocido (V) de agua y vertemos en el una cantidad conocida (V1) de una solución de concentración (C1), también conocida, de una sustancia fácilmente medible y medimos su concentración (C) en el recipiente podemos considerar:

masa de soluto en el volumen V1 a concentración C1:    M1= V1*C1

masa de soluto en el volumen V  a concentración C :     M   = V * C

como ambas masas son iguales:    V1*C1 = V*C, de donde deducimos que

V= V1*C1/C       

    Normalmente, el volumen V1 que añadimos al desconocido es muy pequeño en comparación con éste último pero si queremos determinar el verdadero volumen antes de añadir el colorante es obvio que al volumen obtenido habrá que restar el de la solución coloreada añadida.

    Análogamente podemos calcular el volumen de cualquier compartimiento de los líquidos corporales si podemos introducir en dicho compartimiento una solución cuyo volumen y concentración conozcamos de una sustancia que se denomina indicador y determinamos la concentración después de que se haya distribuido uniformemente por el compartimiento.

    Para utilizar un indicador éste debe cumplir ciertas condiciones que son:

        Físico-químicas

            Que se distribuya de forma uniforme y de manera exclusiva en el compartimiento cuyo volumen se mide.

            Que se  pueda determinar su concentración de forma razonablemente sencilla y exacta

            Que se mantenga sin cambios de concentración durante el periodo de medida

        Éticas

            Que sea inocuo

            Que la metodología asociada a su empleo sea poco molesta.

 

actualizado por miguel de córdoba 05/05/2010