MÉTODOS DIRECTOS

   Los métodos directos de medida fueron, históricamente, los primeros que se emplearon. A continuación se describen algunos.

    ACT

    - Desecación.

        Es un método utilizable en animales de pequeña talla. Consiste en pesar el cadáver del animal y a continuación colocarlo en una estufa a una temperatura cercana a 100ºC hasta que se observe que el peso del animal no cambia. En estas condiciones tendremos que:

ACT = peso integro - peso desecado

    SANGRE TOTAL

    Método de WELCKER (1854)

    Se toma una muestra de 1cc de sangre del animal y se diluye en 100 cc de solución salina normal. Se obtiene así una solución al 1% que servirá como patrón colorimétrico.

    A continuación se sangra al animal y cuando deja de sangrar se lavan los vasos con suero salino. Después se cortan en tiras los músculos y se maceran en agua. Al líquido obtenido (sangre más el agua de lavado) se le añade agua hasta obtener un color idéntico al de la muestra.

    El volumen total del líquido resultante dividido entre 100 es el volumen de sangre del animal.

    Método de BISCHOFF

    Aplicó el mismo método a un criminal decapitado.

    El resultado obtenido fue que el volumen de sangre era  1/13 del peso corporal (7,7%). Habitualmente se admite una cifra que oscila entre 70 y 80 ml de sangre por kg de masa corporal.

 

Tanto el método de desecación para el agua corporal total como el de la sangría son métodos cruentos inaplicables en un ser vivo lo que justifica la búsqueda y utilización de procedimientos indirectos.

 

actualizado por miguel de córdoba 05/05/2010