CINÉTICA

    El problema de los métodos basados en un indicador es que normalmente la condición de que su administración resulte inocua está asociada con su fácil eliminación, mediante excreción, generalmente renal, o por su rápida metabolización. Habitualmente se considera que tras su administración el indicador desaparece más o menos velozmente y por lo tanto hay que tener en cuenta no sólo la cantidad administrada sino también la cantidad eliminada.

    Como primera aproximación podemos plantear un modelo análogo al que hemos visto y que sería considerar un recipiente donde se añade un volumen V1 de indicador a la concentración C1 y se extrae un volumen V2 con una concentración C2 midiéndose finalmente una concentración C en el volumen desconocido V. Utilizando un razonamiento similar al  anterior pondremos:

masa de soluto añadida: M1=V1*C1

masa de soluto extraída M2=V2*C2

masa de soluto en el recipiente M=M1-M2= V1*C1-V2*C2 = VC

V=(V1*C1-V2*C2)/C

EL MODELO DE  UN COMPARTIMIENTO

    Desgraciadamente no es fácil garantizar que la concentración C se vaya a determinar en una situación de equilibro estable debido a la manera en que se elimina y absorbe el indicador. Para establecer de que manera se ha de proceder se requiere tener mas información sobre el proceso de absorción y de eliminación lo que implica la utilización de técnicas matemáticas algo mas complejas. Como la función exponencial.

   

INTRODUCCION A LA FUNCIÓN EXPONENCIAL EN FISIOLOGÍA

    Tenemos pues:

C(t)=C(0) e-λt

 

     En el caso de un indicador las cosas se complican algo mas ya que, si la eliminación sigue una curva exponencial, con la absorción ocurre lo mismo. Podemos pensar que el indicador abandona el compartimiento de administración siguiendo una función exponencial similar a la que se obtiene para la eliminación pero con una constante de proporcionalidad distinta. Por lo tanto el proceso en conjunto vendrá explicado por la suma de dos funciones exponenciales decrecientes aunque habra que cambiar el signo de la que representa a la absorción ya que supone incorporación al compartimiento en lugar de salida de éste. De esta manera  la ecuación que se ha de tener en cuenta es algo mas complicada y tiene la forma:

C(t)= [fD/Vd] [λa/(λa-λe)][e-λet-e-λat]

C(t) es la concentración plasmática del indicador en el tiempo t (mol/l)

El término C(0) depende:

    D es la dosis administrada (mol)

    f es la biodisponibilidad o fracción de dosis absorbida

    Vd es el volumen de distribución (l)

λa es la constante de velocidad de absorción (tiempo-1)

λe es la constante de velocidad de eliminación (tiempo-1) expresada en las misma unidades que λa

    El efecto de los valores relativos de las constantes de absorción y eliminación se comprende mejor utilizando una hoja de cálculo y representando los datos. Para verla haga click aquí

    Es importante comprobar en los gráficos que se pueden definir dos modelos según cual sea la relación entre ka y ke.

    Cuando ka es similar o poco mayor que ke tendremos un modelo definido esencialmente por la eliminación con el problema de que será difícil tener una situación en que la concentración se mantenga razonablemente constante y similar a la correspondiente a la distribución uniforme del indicador en el compartimiento. Será necesario recurrir a una administración continuada del indicador para conseguir un equilibrio entre absorción y eliminación que mantenga la concentración en el compartimiento relativamente constante.

    Por el contrario cuando ka es mucho mayor que ke la eliminación será un proceso suficientemente lento como para poder admitir sin mucho error que disponemos de una concentración estable y similar a la que habría si el indicador se hubiese distribuido de manera uniforme por su volumen de distribución. Por lo tanto bastará con una dosis para disponer de información suficiente para calcular el volumen de distribución.

 

 

actualizado por miguel de córdoba 05/05/2010