AGUA CORPORAL TOTAL

    1   DILUCIÓN DE D2O (von Hevesy y Hofer 1934)

           El indicador es D2O, óxido de deuterio o agua pesada. El método consigue resultados con un error menor de 1 litro lo que puede considerarse razonablemente válido ya que un cambio en el agua corporal total de ese orden es posible que no tenga importancia clínica.

            El método tiende a sobrestimar el volumen ya que el deuterio se intercambia con hidrógeno en algunos compuestos orgánicos y como resultado la concentración de  D2O  parece menor de lo que es en realidad y en consecuencia se calcula un volumen de distribución algo mayor (3%) del verdadero.

            El óxido de deuterio se incorpora al agua del organismo y se comporta como ésa excretándose por orina, heces, piel y aire espirado. Como la eliminación es muy lenta se estima una pérdida del orden del 0,4% de la dosis que se administra en el periodo de tiempo necesario para que el indicador se distribuya uniformemente por el organismo.

            La dosis que se administra es del orden de 9 ml/kg de peso y se debe medir con precisión la cantidad verdaderamente administrada ya que al existir una dilución notable un pequeño error en este momento puede provocar un error grande en el resultado final.


        Caso 1.

        Para medir el ACT de D. Onofre (adulto joven con 90 Kg de peso) se inyectan 100 ml de  D2O en forma de solución salina. Transcurridos 120 minutos que es el tiempo que se considera necesario para alcanzar una distribución uniforme y en equilibrio en el organismo se toma una muestra de sangre de la que se separa y analiza el plasma. Se admite que durante este tiempo se ha eliminado el 0,4% de la dosis administrada. La concentración de D2O en el plasma resulta ser de 0,2 volúmenes por ciento.

    El volumen de distribución será la diferencia entre la dosis administrada y las perdidas dividido por la concentración en el compartimiento, a saber:

administrado: 100 ml

perdidas: 0,4 *100/100 = 0,4 ml

concentración: 0,2/100 = 0,002 ml agua pesada/ml plasma 

Vd= (100-0,4)/0,002 = 49800 ml

     El ACT del sujeto resultó ser el 49,8*100/90 = 55,3% del peso corporal.


 

        2     DILUCIÓN DE THO (Pace et alt. 1947)

    Se obtienen resultados semejantes a los que da el agua pesada y en contrapartida es más fácil de medir en el momento actual. Tiende a sobreestimar el volumen de distribución por intercambio del tritio con el hidrógeno y tiene los inconvenientes de ser un elemento radiactivo.

    La dosis que se administra es del orden de 2 a 3 micro curios (µCu) por kg de peso en forma de solución estéril estándar con 100 µCu por ml. Se espera durante 3 horas (en sujetos obesos o edematosos hasta 8 horas) y se toma una muestra de suero o de orina.


         Caso 2.

        Para medir el ACT de D. Onofre (adulto joven con 80 Kg de peso) se administró por vía oral una dosis de 2 ml de una solución estándar de agua tritiada con una concentración de 100 µCu/ml. Se esperó durante 4 horas, periodo de tiempo en el que se considera que se eliminó un 3% de la dosis administrada y se tomó una muestra de orina. En 1 ml de ésta se encontró una radiactividad de 0,004 µCu. Tendremos por lo tanto:

administrado 2*100 = 200 µCu

pérdidas 3*200/100= 6 µCu

concentración 0,004 µCu/ml

Vd=(200-6)/0,004 =48500 ml  

    El ACT del sujeto resultó ser el 48,5*100/80 = 60,6 % del peso corporal.


        3    VOLUMEN DE DISTRIBUCIÓN DE ANTIPIRINA

    Se distribuye homogéneamente por el agua del cuerpo con poca tendencia a fijarse en componentes intracelulares o extracelulares específicos por lo que resulta un indicador bastante bueno. Tiene algunos efectos secundarios y su eliminación se reduce en ancianos por disminución del aclaramiento renal y en la insuficiencia hepatocelular.

    Se excreta por la orina y es metabolizada, por lo tanto se emplea el método de obtener múltiples muestras y extrapolar a tiempo cero.

    La N acetil amino antipirina (NAAA) se prefiere porque es de eliminación mas lenta y por lo tanto el error de extrapolación es menor.

 

actualizado por miguel de córdoba 05/05/2010