TALLA. MATERIAL Y MÉTODOS

Durante el periodo 1996-2007 algunos alumnos de la Universidad Complutense participaron en un estudio sobre la talla de los españoles como parte de su programa de prácticas en Fundamentos de Fisiología. Los datos de que disponemos son los que ellos aportaron en su estudio sobre la relación entre la talla de las personas y las de sus progenitores.

Los estudiantes abordaron  a una serie de personas de ambos sexos y les preguntaron su fecha de nacimiento, la talla y las de sus padres con el siguiente protocolo:

CÓDIGO SUJETO MADRE PADRE
CONTROL AÑO NACIMIENTO TALLA AÑO NACIMIENTO TALLA AÑO NACIMIENTO TALLA
             
             

 Esta forma de obtención de los datos tiene la ventaja de su rapidez, economía y sencillez pero en contrapartida presenta varios inconvenientes.

      El único criterio que ha de seguir el encuestador es que el sujeto sea mayor de 18 años, sin que se hayan fijado procedimientos de aleatorización para obtener una muestra representativa de la población ya que el objetivo que se perseguía era la relación con la talla de los progenitores y no un estudio poblacional. El resultado es que se dispone de datos de una población distribuida bimodalmente respecto de la edad ya que los encuestadores tendían a preguntar a jóvenes de su entorno y asi se forman básicamnete  dos grupos de edades que corresponden a  los jóvenes y a sus padres. El efecto bimodal de la distribución se atenúa, en parte, debido a la duración del estudio puesto que el grupo de 20 años al comienzo del estudio nació en 1976 y el grupo con esa edad al final del estudio nació en 1987 cuando el primero tenía ya 31 años..

    La información es declarada y no el resultado de una medición por lo que la fiabilidad descansa sobre dos hipótesis una que las personas conocen su talla de forma correcta y otra que dicen la verdad cuando se les pregunta sobre ello. Sería fácil comprobar si esto es cierto ya que bastaría con hacer la encuesta y a continuación realizar la medida de la talla. De hecho se trata de un experimento que ya se ha hecho en varias ocasiones, por ejemplo en un estudio en Madrid en población escolar (1) se midió una diferencia entre la talla declarada y la talla objetiva medida con un tallímetro del orden de solo 1,3 cm a favor de la declarada . Resultados similares, pero con una diferencia del orden de medio centímetro se encuentra en un estudio publicado por la universidad de Navarra (2) llevado a cabo con población adulta. En general la talla se sobrestima (con el peso ocurre lo contrario) pero aunque la diferencia entre los valores declarados y los medidos objetivamente es significativa lo cierto es que es de escasa envergadura y sin que se encuentren grandes diferencias en función de la edad o el sexo

   Por último la fiabilidad de los datos descansa en la capacidad de los encuestadores para obtener los resultados y en la seguridad de que proporcionan valores reales. Puesto que se trata de una tarea sencilla y que supone un pequeño esfuerzo para el encuestador no hay razón a priori para suponer que los datos no sean fiables desde este punto de vista. De hecho cuando se analizan los resultados se encuentran parámetros estadísticos como la desviación típica de la muestra que coinciden con estudios previos de otros autores sobre la población española y que resultan difíciles de manipular al obtener los datos. Por ejemplo un encuestador podría "inventar" un serie de tallas para varones alrededor de 175 cm. de estatura ya que es un valor razonable para nuestro entorno pero es poco probable que las cifras que proporcione tengan la misma desviación típica que la de la población normal ya que se necesita una información, conocimientos estadísticos y un esfuerzo poco rentable frente a la sencillez de realizar realmente la encuesta.  

BIBLIOGRAFÍA CITADA

1 VALIDACIÓN DEL ÍNDICE DE MASA CORPORAL A PARTIR DEL PESO Y TALLA AUTODECLARADOS EN LA POBLACIÓN JUVENIL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

I. Galán, A. Gandarillas, C. Febrel, J.L. Cantero, C.M. León, C.M. Meseguer, B. Zorrilla.

2 Validación del índice de masa corporal auto-referido en la Encuesta Nacional de Salud

F.J. Basterra-Gortari, M. Bes-Rastrollo, Ll. Forga, J.A. Martínez, M.A. Martínez-González

`[si está interesado en el asunto búsquelos en internet y consulte la bibliografía que citan al final en cada artículo]

 

VOLVER AL COMIENZO

SI QUIERE VOLVER AL TEXTO DE DONDE VIENE UTILICE LA FUNCIÓN PAGINA ANTERIOR DE SU NAVEGADOR

última revisión miércoles, 05 mayo 2010 por miguel de córdoba