TALLA DE LAS ESPAÑOLAS

        ÍNDICE

        DISTRIBUCIÓN POR LA FECHA DE NACIMIENTO DE LAS MUJERES

        DISTRIBUCIÓN DE LAS ESTATURAS DE LAS MUJERES

        RELACIÓN ENTRE LAS ESTATURAS DE MADRES E HIJAS.

            DIFERENCIA DE EDAD

            DIFERENCIA DE ESTATURA

            HERENCIA DE LA ESTATURA

        PREDICCIONES

 

    La información sobre la talla de las españolas es mas escasa en la literatura que en el caso de los varones. La explicación es simple y se debe a que mientras estuvo vigente el Servicio Militar Obligatorio todos los varones eran tallados y los datos se guardaban en los archivos del Ejercito donde los investigadores han podido disponer de información sobre la  estatura de varones durante un extenso periodo de tiempo. No existe esta información sobre las mujeres y esto explica que haya menos trabajo publicado sobre este asunto y que las series sean menos extensas.

    FECHA DE NACIMIENTO.

    Como se ha indicado, nuestros datos corresponden a padres e hijos por lo que básicamente existen dos grupos en las mujeres que se  corresponden con las hijas y con sus madres y las madres de los chicos. En total hay datos de  11705 mujeres. En la figura se ha representado el histograma de frecuencias de la fecha de nacimiento. El caso más antiguo es el de una mujer nacida en 1826 y el mas reciente  el grupo de las nacidas en 1989 (se excluyó cualquier caso con menos de 18 años en el momento del estudio). Para las madres la fecha de nacimiento mas frecuente es el año 1957 y el 1985 para las hijas. La mediana de la población está en el año 1958 y el primer cuartil está en 1952 lo que nos indica que hay pocos casos en la primera mitad del siglo aunque el rango de fechas de nacimiento cubre 163 años. Debido, como se verá. a la diferencia de edad entre madres e hijas hay también un déficit de representación para las cohortes de la década de 1966 a 1976 ya que no han podido tener hijos de edad bastante para entrar en el estudio como madres y por su edad en el momento del estudio (30 a 40 años) tenian pocas probabilidades de ser abordadas por los encuestadores en tanto que hijas. Debido a esto la población no representa una muestra aleatoria de las españolas ni la distribución es normal.

     En consecuencia algunos resultados deberán ser interpretados con cautela ya que es posible que solo se puedan aplicar a esta muestra y aunque se ha utilizado estadística no paramétrica cuando era posible, los resultados basados en estadística paramétrica deben ser interpretados con prudencia  respecto de los test de significación (aunque generalmente los niveles que encontramos son mucho mas significativos de lo que se acostumbra a admitir habitualmente debido al gran tamaño de la población estudiada)..

 

    TALLA

    La talla promedio, en 11855 mujeres resulta de 163,1 cm aunque, como se verá, depende de la época en que se mida. La mediana es 163 cm y la estatura mas frecuente 160 cm. La desviación típica es 6,5 similar a la encontrada para los varones y también a la que se ha encontrado en otros estudios poblacionales. Las estaturas se distribuyen de forma algo asimétrica y con una distribución  mas apuntada que la correspondiente a una función gausiana (lo que, posiblemente, esté relacionado con la distribución bimodal de fechas de nacimiento). La estatura mínima es 140 cm y la máxima 195, el 25% de la población tiene una estatura entre 140 y 159 y otro 25% esta entre 168 y 195 cm. La mitad de las mujeres tendría  una talla comprendida entre 159 y 168 cm.

    Si construimos un grafico de cajas para la estatura en función de la fecha de nacimiento podemos observar la evolución secular de la media, mediana, rango y valores extremos de nuestros datos. Se puede comprobar que en las mujeres existe una tendencia secular al aumento de la estatura ya que salvo algunos casos aislados del siglo XIX las medianas de las cohortes de comienzos de siglo se sitúan alrededor de 155 cm y en cambio al final del siglo XX son del orden de 165 cm.

 

 

    Con una prueba como el coeficiente de correlación por rangos que es poco sensible a la falta de normalidad de las poblaciones, se puede demostrar la existencia de asociación entre la talla y la fecha de nacimiento ya que toma un valor rs = 0,271 que es muy significativamente distinto de cero (p<<0,001).

    Se puede obtener más información del análisis de la regresión aunque sujeto a las cautelas previamente indicadas. Aquí el coeficiente de correlación es r=  0,293 también muy significativo (p<0,001) confirmando la existencia de una asociacion  aunque no sea muy intensa. La regresión explicaría un 8,6% de la variabilidad de las tallas con la ecuación:

ESTATURA = 156,773 + 0,105 * AÑO NACIMIENTO
 

    El "año de nacimiento" (en el siglo XX) se obtiene restando 1900 de la fecha de nacimiento.

     El hallazgo de que con el tiempo va aumentando la talla promedio de las mujeres, que para los varones ha sido ampliamente documentado, ha sido menos estudiado en las mujeres por la carencia de datos oficiales sobre la estatura de las españolas ya que no se dispone de archivos similares a los de los reclutas del ejercito. La pendiente indica que la talla promedio de las españolas esta creciendo a razón de 10,5 cm por siglo lo que hará que desde una talla de casi 157 cm en 1900 se pase a 167 cm cuando las españolas nacidas en el año 2000 alcancen su estatura adulta. La tasa de incremento de la estatura en los varones  es mayor (13,8 cm por siglo) que la de las mujeres, pero puesto que parten de tallas diferentes tiene interés expresarlo como porcentaje de la talla al comienzo del siglo XX. Si procedemos asi,  y  respecto de la talla promedio que había al comienzo de siglo XX,  el incremento en 100 años para los varones supone un 8% mientras que, para las mujeres, es del orden del 7% por siglo. Así pues, incluso como porcentaje, la tasa de aumento secular de estatura es algo mayor en los hombres.

    RELACIÓN ENTRE LAS ESTATURAS DE MADRES E HIJAS.

        Puesto que las españolas tienden a tener una estatura promedio mas alta conforme avanza el tiempo las mujeres deben ser, generalmente, de mayor estatura que sus madres. Si confirmamos que la diferencia de talla generacional es similar a la que predice la ecuación anterior dispondremos de una confirmación adicional de la tendencia secular al aumento de talla en las mujeres.

    DIFERENCIA GENERACIONAL DE EDAD.

    Para este estudio disponemos de 3974 pares de datos encontrando una diferencia de edad promedio de 28,5 años (desviación típica 5,03). El mínimo es 13 años y el máximo 60 (se revisaron los casos y se puedo excluir un error en la introducción de datos pero podría existir un error en origen). La mediana está en 28 años de diferencia de edad y la diferencia que se encuentra con mas frecuencia es 29 años. La distribución es claramente asimétrica y apuntada respecto de una distribución gausiana. Con estos datos, si aplicamos la ecuacion para el incremento secular que hemos obtenido, la diferencia de estatura entre madres e hijas debería de ser, en promedio, de 0,105 * 28.5 = 3cm

    DIFERENCIA GENERACIONAL DE ESTATURA.

 

  

 En los 3976 casos en que disponemos de la estatura de madre e hija, estas resultan, en promedio 3,5 cm (desviación típica 5,9) más altas lo cual es medio centímetro más de lo que habíamos predicho en base a la aplicación de la tendencia secular a la diferencia de edades. La mediana está  en 3 cm. El valor mínimo es de -20 cm (madre más alta que la hija) y el  máximo stá en  27 cm (hija más alta). La mitad del grupo está comprendida en el intervalo de 0 a 7 cm de diferencia de estatura. La distribución es asimétrica hacia las diferencias positivas y leptocúrtica.

    ¿A QUÉ SE DEBE AL AUMENTO SECULAR DE LA ESTATURA?   

    En cualquier caso los resultados prueban que en las mujeres españolas se da una tendencia secular al incremento de la talla promedio como en el caso de los varones. Las posibles explicaciones de porqué aumenta la estatura con el tiempo se discuten con más extension más adelante al tratar del asunto en los varones pero tampoco aqui  resulta evidente que dicha tendencia haya sido distinta durante épocas de crisis como la guerra civil y la postguerra o la crisis económica de los 90 que podría haber afectado al crecimiento de las nacidas en la década de los 80. Si hubiese ocurrido asi deberia evidenciarse en el gráfico de cajas en el que se estudia como evolucionan la media y la mediana de la talla en funcion de la fecha de nacimiento. Sin embargo no es posible detectar claramente la presencia de valles en las décadas de los 40 o los 80, ni del pico que deberia evidenciar el despegue economico de los años 60.

     Lo cierto es que aunque el análisis de la varianza  da resultados significativos no es posible encontrar diferencias claras entre los niveles debidos a la fecha de nacimiento (salvo para el año 1925 con solo un caso en que la madre era mas alta). Por su parte el coeficiente de correlación de rangos entre la diferencia de estatura de madre e hija y la época de nacimiento de la hija aunque significativo (p=0,028) es muy bajo, rs = -0,035 confirmando que la diferencia de estatura viene siendo relativamente constante a lo largo del siglo XX.

    En conclusión las talla media de las mujeres españolas está aumentando, parece que de manera uniforme,  a un ritmo de 10,5 cm cada 100 años lo que genera una diferencia de talla entre las hijas y sus progenitoras del orden de 3,5 cm en promedio

    HERENCIA DE LA ESTATURA EN LAS MUJERES

    La relación:

ESTATURA HIJA = 0,5* ESTATURA MADRE + 0,5 * ESTATURA PADRE - 6
 

que es utilizada habitualmente implica la misma participación del padre y la madre en la herencia de la talla de la hija y una diferencia promedio entre varones y mujeres de 12 cm viniendo a decirnos que la estatura de una chica seria el promedio de la des sus padres menos la mitad de la diferencia sexual de tallas.

    Con los datos de que disponemos podemos analizar si existe realmente relación entre la estatura de las hijas y sus progenitores y si esta es igual o depende mas de la madre que del padre.

    CORRELACIÓN ENTRE ESTATURA DE MADRES E HIJAS.

    Tratamos de comprobar si las madres altas tienen hijas altas y las madres bajas hijas bajas o no. El coeficiente de correlación de rangos  rs= 0,514 (p<0,001) nos indica una relación bastante fuerte entre la estatura de las mujeres y la estatura de sus madres. Un análisis de la regresión nos proporciona una relación entre ambos de la forma:

ESTATURA HIJA  = 70,9858 + 0,58227*ESTATURA MADRE
 

con un coeficiente de correlación  (r=0,55) que muestra también una relación bastante fuerte entre ambas estaturas, de manera que la regresión explicaría un 30% de la variabilidad de la estatura de las hijas. La relación entre la estatura de la madre y la de su hija parece algo mas potente que la que se encuentra entre los padres con sus hijos.

    CORRELACIÓN ENTRE LA ESTATURA DEL PADRE Y LA DE LA HIJA

    Cuando se analiza la correlación entre la estatura del padre y la de su hija en los 3452 casos en que disponemos de datos se encuentra también un coeficiente de correlación de rangos muy significativo (p<0,001) pero menor que el que se encuentra entre madres e hijas rs=0,359 que iría a favor de una mayor dependencia de la estatura de la madre que la del padre en la herencia de la talla.

    En vista de estos resultados se ha realizado un estudio de la regresión entre la estatura de las mujeres y la de sus dos progenitores. El gráfico de dispersión es:

.

    El plano de regresión tendría la ecuación:

ESTATURA HIJA  = 44,1267 + 0,506*ESTATURA MADRE + 0,226*ESTATURA PADRE

    Se mantiene una mayor potencia de la estatura de la madre frente a la del padre en la determinación de la talla de las mujeres aunque  la regresión solo explicaría un 35% de la variabilidad de los datos. Aunque los niveles de significación del coeficiente de correlación y de los parámetros de la ecuación son muy significativos (p<0,0001) se mantiene el problema de la falta de normalidad de las variables involucradas por lo que se insiste en una interpretación cautelosa (que debería ser confirmada con una estudio con muestras obtenidas aleatoriamente) aunque, en contrapartida, el número de casos estudiados parece razonablemente alto. Es interesante el hecho de que nuestros datos, con un numero de casos muy similar y el mismo tipo de análisis la relación entre la talla de las mujeres y sus progenitores parezca mas intensa que la de los hombres con los suyos.

     Puesto que además de con la estatura de los padres, la talla de las mujeres está relaciona con la fecha de nacimiento hemos buscado la relación entre los tres factores con la estatura de la mujer. El resultado es una relación como:  

ESTATURA HIJA  = 43,287 + 0,034* AÑO NACIMIENTO + 0,500*ESTATURA MADRE + 0,221*ESTATURA PADRE
 

    El año de nacimiento se obtiene restando 1900 a la fecha de nacimiento. Con las cautelas ya citadas todos los parámetros son muy significativos (el valor p más alto (es decir menos significativo)  es para la fecha de nacimiento p= 0,0003)

    Se mantiene el hecho de que la estatura de una mujer parece depender en mayor medida de la de su madre, también influye la de su padre y con menor potencia la época de nacimiento.

    PREDICCIONES.

    Para el promedio de estatura predicha para  las mujeres nacidas en el año 2000 nuestros datos permitirían plantear las siguientes suposiciones:

    Su madre habría nacido 28 años antes, es decir en 1972 y su estatura seria, en promedio, 156,773 + 0,105 * 72 = 164 cm

    Su padre habría nacido 31 años antes, en 1969, y su estatura sería 176 cm

    En promedio la estatura de la hija será:

     43,287 + 0,034*100 0,5*1640,221*176 = 167,6 cm 

constante   factor tiempo factor madre   factor padre            

43,3               3,4                 82                  38,9                 

    cuando llegue a la edad adulta

VOLVER AL COMIENZO

 

última revisión miércoles, 05 mayo 2010 por miguel de córdoba