EDAD DE LAS PAREJAS ESPAÑOLAS

    Tenemos la fecha de nacimiento del hombre y de la mujer en 6933 parejas que han tenido al menos un hijo (las parejas sin hijos no entraron en el estudio del que proceden los datos).

    ¿Como se han obtenido estos datos?. Pulse aquí si quiere saber de donde ha salido esta información.

    Lo que nos interesa es saber si en las parejas españolas el hombre y la mujer tienen la misma edad o si se forma la pareja con mujeres mayores o menores que los hombres. Para eso hemos estudiado como variable la diferencia en la fecha de nacimiento de la mujer respecto del hombre ya que partimos de la hipótesis de que en las parejas españolas la mujer es de menor edad que el hombre. Se puede especular sobre el interés biológico que tendría una diferencia de edad al incrementar el periodo de fertilidad de la pareja ya que cuando la mujer es la mas joven  así se compensaría la menor duración de su vida fértil. Encontramos lo siguiente:

    Grupos de edad del estudio.

    Para los hombres.

    El hombre de mayor edad del que hay datos nació en 1852 y el más joven en 1975 el rango de edades es, por lo tanto, de 123 años,  nuestros datos solo nos permitirán conocer resultados de parejas formadas hasta el último cuarto del siglo XX.  La mitad de los varones de nuestra muestra había nacido antes de 1953 y la otra mitad después, esto nos indica que nuestra muestra es bastante asimétrica y que predominan los sujetos relativamente jóvenes. Dicho de otra forma tenemos poca información sobre parejas formadas en la primera mitad del siglo 20. La media del grupo corresponde a 1950 con una desviación típica de 11,7 años. Mejor que con cifras todo esto se puede observar en el histograma de las fechas de nacimiento de nuestras parejas con las mujeres representadas en la parte superior y los hombres en la inferior. El grupo mas frecuente es el de los nacidos en 1953.

 

   

    Para las mujeres.

    La mujer de mas edad nació en  1858 y la mas joven en 1974, aquí el rango de edades cubre 116 años y la mediana se sitúa en el año 1955. También se trata de una distribución claramente asimétrica con un valor promedio para la fecha de nacimiento en 1952 y una desviación típica de 11,2 años. La cohorte mejor representada es la de las nacidas en 1957

    Diferencia de edad de las parejas.

    La diferencia de medias entre los dos grupos nos sugiere que, en las parejas, la mujer ha nacido después que el varón, es decir es la más joven de los dos. De la misma manera las medianas de las dos muestras son significativamente distintas según la prueba de Mann-Whitney (p<0,001) lo que favorece la idea de que en las parejas la mujeres suele ser mas joven  que el hombre.   

    Si consideramos los promedios encontrados  las mujeres resultan dos años menores que los hombres pero tendremos un dato mas preciso  si estudiamos el conjunto formado por la diferencia entre la edad de la mujer y la edad del hombre en la pareja.

     La diferencia de edad de la pareja se ha calculado como la diferencia entre la fecha de nacimiento de la mujer y la fecha de nacimiento del hombre. Un resultado positivo implica que la mujer nació después que el varón y por lo tanto que es mas joven. Un resultado negativo indicará que es el varón el de menos  edad de la pareja.

    La distribución que se obtiene es más simétrica con valores de 2,17 para el promedio y 2 para la mediana, que coincide con la moda. La desviación típica es de 6,2 y el rango oscila entre una pareja en la que la mujer tiene 65 años más que el hombre y otra en que es éste el mayor con una diferencia de 77 años. Los valores de la mediana y la media son significativamente distintos de cero (p<0,001) aunque el t test empleado para la media descansa en la hipótesis de que se trate de una distribución normal (lo que se puede descartar (p<0,01 Kolmogorov)) la prueba de la mediana, al contrario, no depende de la forma de la distribución y es, igualmente, significativamente mayor que cero..

 

  El histograma de las diferencias de edades es:

 

    En conclusión parece razonable admitir que con estos datos se puede considerar cierta la hipótesis de que en nuestro entorno las mujeres emparejan con hombres mayores que ellas y que lo mas habitual es que la diferencia de edad esté alrededor de los dos años

    Evolución en el tiempo de la diferencia de edad.

    Es interesante saber si esta diferencia de edad de las parejas se mantiene sin cambios a lo largo del tiempo o bien se está modificando. Los resultados que se obtienen son curiosos.

    Como era de esperar y nos indican la experiencia y los datos previos existe una correlación muy alta (rs=0,825; p<<0,001) entre las fechas de nacimiento de ambos cónyuges salvo la diferencia de dos años ya descrita. El gráfico de dispersión lo confirma.

    Un  hallazgo interesante en estos datos es que la diferencia de edad se comporta de manera distinta según que consideremos la fecha de nacimiento del varón o la de la mujer, así la correlación entre la diferencia de edad de la pareja y el año de nacimiento de la  mujer es positiva (rs=0,153; p<<=0,001)  lo que muestra una tendencia, aunque no muy potente, de las mujeres a emparejar con hombres cada vez mayores que ellas. Ocurre lo contrario con los varones para los cuales la correlación es más potente y negativa (rs=-0,334 p<<0,001)  tendiendo estos, con el tiempo,  a emparejar con mujeres cuya edad es más próxima a la suya e incluso con mujeres mayores.

     El resultado es un cambio en la tendencia a lo largo del siglo XX y así  mientras que las mujeres nacidas a comienzos de siglo  emparejaban con  varones cuatro o cinco años menores que ellas y en la pareja el hombre era el más joven; las mujeres nacidas en los años 40 formaron pareja con hombres de la misma edad y extrapolando los datos, las nacidas en el año 2000 tenderán a emparejar con varones ocho años mayores que ellas, siendo por lo tanto el hombre el sujeto de mas edad de la pareja..

     Por su parte  los varones nacidos alrededor de 1900 tendían a formar pareja en la cual la mujer era la mas joven con un promedio de  13 años de diferencia. Los nacidos en los años 60 emparejaban con mujeres de su misma edad y se puede calcular que  los nacidos en el 2000 tenderán, en promedio a emparejar con mujeres ocho años mayores que ellos.

     De esto se deduce que el individuo, varón o mujer nacido a comienzos del siglo XX buscaba pareja con una persona mas joven, los nacidos al final del siglo tienden a emparejarse con alguien de mas edad. siendo a mediados de siglo cuando se puede situar el cambio de tendencia. En todo caso siempre se debe tener en cuenta que los dos extremos del siglo están pobremente representados en la muestra como se ha señalado repetidamente.

  

 

    En conclusión se puede plantear que la diferencia de edad de las parejas españolas,  es en promedio de dos años, siendo mas joven la mujer, tiende a desaparecer e incluso a invertirse. Parece mas intensa la tendencia actual de los varones a emparejar con mujeres mayores que la de las mujeres a emparejar con varones de mayor edad . Por lo tanto se puede plantear que los varones parecen estar más  interesados en la edad de su pareja que las mujeres, estas parecen dar menos importancia a la edad en el momento de escoger pareja.

 

VOLVER AL COMIENZO

 

última revisión miércoles, 05 mayo 2010 por miguel de córdoba