HEMATOLOGIA

Caso 2.1.

                   D. Onofre ha sido operado de urgencia. Antes de la intervención se le hizo un análisis de sangre que incluía entre otros datos los siguientes: Volumen globular medio = 90 femtolitros, Hemoglobina globular media = 30 picogramos, Concentración de hemoglobina globular media = 33 g/dl de hematíes. Recuento de hematíes = 5 millones/mm3. Los leucocitos se distribuían según la siguiente fórmula: Eosinófilos 3%, Basófilos 0,1%, Neutrófilos 70%, Mononucleares 27%.

                   Durante la intervención se recogieron en un recipiente con agua la sangre y las compresas utilizadas para limpiar el campo operatorio. Al finalizar la intervención quirúrgica, el anestesiólogo deseaba valorar cual había sido el volumen de sangre perdida por D. Onofre. Para ello tomó una muestra del líquido y la envió al laboratorio recibiendo el siguiente informe: Solución acuosa con hematíes totalmente hemolizados y con una concentración de hemoglobina de 3 g/l. Centrifugado el contenido del recipiente se midió como volumen de líquido contenido el de 5 litros.

                   En este caso se trata de calcular el volumen de sangre perdido por D. Onofre y el volumen de hematíes comprimidos que supone.

Planteamiento.

                   El líquido problema contenía QHb = [Hb] * V = 3 g/l * 5 l = 15 g de Hb.

                   El caso se resuelve calculando, a partir de los datos del problema, la concentración de Hb en la sangre de D. Onofre y a partir de ésta se obtiene, utilizando la relación

concentración= cantidad / volumen

 el volumen de sangre perdido.

                   La segunda pregunta del caso se resuelve obteniendo el valor hematócrito del paciente.

Solución.

                   a) Volumen de sangre

                   Sabiendo que HGM= cantidad promedio de hemoglobina en cada hematíe = concentración de Hb en la sangre / número de hematíes en la sangre.

                   El número de hematíes es de 5 millones por milímetro cúbico, por lo tanto en un litro (decímetro cúbico = 100*100*100 mm3) habrá 5 1012 glóbulos rojos.

HGM = 30 10-12 g = [Hb] g l-1 / 5 1012 l-1  por lo tanto,

[Hb] g l-1 = 30 10-12 g * 5 1012 l-1 = 150 g/l

QHb = [Hb] * V, sustituyendo

15 g =150 gl-1  * V l y

V=15/150= 0,1 l.

                   Por lo tanto D. Onofre ha perdido 0,1 l de sangre que es el volumen en el cual estaban los 15 g de hemoglobina que se han encontrado en el líquido de aspiración.

                   b) Volumen de hematíes.

                   Conociendo el volumen globular medio y el recuento de hematíes se obtiene fácilmente el volumen de hematíes en un litro de sangre (hematócrito).

VGM litros * número hematíes / litro sangre  =

= volumen hematíes / litro sangre

90 10-15 * 5 1012 = 0,450 litros / litro de sangre o 45% que es la forma clásica (aunque no la recomendada) de expresar el hematócrito.

                   Puesto que la pérdida de sangre calculada, en éste caso, para D. Onofre ha sido de 0,1 litro el volumen de los glóbulos rojos perdidos será de 0,045 l.


Caso 2.2.

                   D. Onofre es un varón de 19 años de edad, con 178 cm de altura y 63 Kg de peso. Tiene una constitución normal y no existe ningún dato que sugiera trastorno alguno de su función hematopoyética ya que un estudio, para el que se ofreció voluntario, permitió comprobar, mediante marcación de cohortes, que la vida media de sus hematíes era de 121 días.

                   El recuento de glóbulos rojos que se hizo en aquella ocasión indicó 5,5 millones por microlitro, el volumen globular medio 90 femtolitros y su volumen de sangre se estimó que era de 70 ml/Kg de peso corporal.

                   Con estos datos y los de las tablas del apéndice debe calcular el número de glóbulos rojos que se producen cada hora y el volumen que ocuparían en la sangre.

Planteamiento.

                   Para resolver el problema es necesario comprender que en condiciones normales los hematíes destruidos diariamente coinciden en número con los producidos. Es obvio que es posible admitir desigualdades a corto plazo, pero en promedio ambas cifras deben coincidir ya que en caso contrario aumentaría o disminuiría el recuento de hematíes. En condiciones normales y si no se producen modificaciones de las circunstancias ambientales el recuento se mantiene constante mediante los mecanismos de control de la hematopoyesis.

Solución.

                   Si la duración promedio de cada hematíe es de 120 días, cada día se destruye la 120-ava parte de los hematíes del organismo y cada día se producen otros tantos. En el caso planteado la vida media es 121 días.

Hematíes del organismo = Volumen de sangre  l * número de hematíes l-1

Hematíes del organismo = 0,07 l kg-1  63 kg  5,5 1012 hematíes l-1

= 2,4255 1013.

                   Este es uno de los casos en los que la notación decimal permite hacerse una idea mejor del valor encontrado. El número de hematíes del organismo es de: 24.255.000.000.000.

Hematíes destruidos = 2,4255 1013 / 121 = 2,004545 1011 cada día (unos doscientos mil millones)

Volumen = 90 10-15 * 2,004545 1011 = 0,018 l


Caso3.

                   Con los datos del problema anterior calcúlese cuanto tiempo necesita el organismo de D. Onofre para producir una cantidad de hematíes equivalente a los contenidos en una bolsa de sangre de 500 ml cuyo hematócrito es 85%.

Solución.

                   Volumen glóbulos rojos en la bolsa= 500 * 0,85 = 425 ml

                   Producción diaria calculada= 18 ml

                   Por lo tanto se requieren 425/18 = aproximadamente 24 días.

Comentario.

                   Nótese que una extracción de sangre, si se mantiene constante la producción de hematíes, no se recuperaría fácilmente, si la destrucción diaria continuase siendo equivalente a la producción. La existencia de mecanismos de control de la hematopoyesis al incrementar la producción de hematíes respecto de la destrucción explica la recuperación a los valores habituales.

 Solución alternativa.

                   El tiempo necesario para producir los hematíes contenidos en la bolsa, y precisamente esos y no otros, habrá sido de 121 días aproximadamente ya que es muy probable que entre ellos los haya de todas las edades.


 Caso 2.4.

                   D. Onofre ha decidido repetir un experimento clásico en fisiología con el cual desea justificar el empleo de los fondos recibidos del Centro de Inversiones para Investigaciones del Estado (CIIE). Ha solicitado del estabulario de la Universidad treinta conejos, todos ellos con el mismo grupo sanguíneo, que ha dividido en tres grupos A, B y C. Los diez conejos del grupo A fueron sometidos durante dos semanas a extracciones repetidas de sangre de manera que desarrollaron una importante anemia por sangría. A partir de sangre de los conejos anémicos preparó dos soluciones separando los componentes de la sangre mediante una membrana de diálisis de manera que una de las soluciones contenía proteínas y la otra era idéntica excepto que no contenía proteínas. La solución con proteínas la etiquetó como SiP y la otra fue etiquetada como NoP.

                   Durante un cierto tiempo administró por vía intravenosa solución SiP a los diez conejos del grupo B y solución NoP a los diez conejos del grupo C. Pasadas unas semanas obtuvo muestras de la médula ósea  y de la sangre de los conejos de ambos grupos.

                   ¿Qué se supone que encontró en dichas muestras?

Solución.

                   La anemia provocada por la sangría en los conejos del grupo A habrá provocado un aumento de la hormona hematopoyética eritropoyetina que se sabe (gracias a un experimento similar a éste) que es una glucoproteína. La solución SiP contendrá la hormona, la solución NoP carecerá de ella.

                   Los conejos normales del grupo B, que reciben solución con eritropoyetina, incrementarán la eritropoyesis aumentando la proporción de hematíes nucleados en la médula ósea y la de reticulocitos en la sangre.

                   Los conejos normales del grupo C, que no reciben eritropoyetina, mantendrán sus parámetros hemáticos y medulares normales.


Caso5.

                   La hemoglobina de D. Onofre contiene un 0,347% de Hierro que corresponde a cuatro átomos del metal por molécula de hemoglobina. Con éste dato y la tabla de pesos moleculares se solicita calcular cual es la capacidad de oxígeno de un gramo de hemoglobina (CAPAO2).

Planteamiento.

                   La capacidad de oxígeno es el volumen de oxígeno (medido en condiciones normales) capaz de combinarse con un gramo de hemoglobina.

Solución.

                   Si el PM del Fe es 55,847 y éste representa el 0,347% de la Hb entonces y considerando que hay cuatro átomos de hierro en la molécula:

PMHb = 55,847 * 4 * 100 / 0,347 = 64.377 (aproximadamente).

                   Puesto que cada mol de Hb se puede combinar con cuatro moles de oxígeno, cada uno de los cuales ocuparía, en condiciones normales, 22,41 l, entonces

64.377   -----   22.4 * 4

 1  ----   x

Siendo x= Capacidad de oxígeno= 22.4 l * 4 / 64.377 g = 0,00139 l/g. Habitualmente se expresa como CAPAO2= 1,39 ml/g.

                   Con una concentración de Hb en sangre de 15 g/dl el oxígeno que puede ser transportado unido a Hb es, como máximo, 15 g/dl * 1,39 ml/g = 20,89 ml/dl

 Comentario.

                   Los datos experimentales no confirman este cálculo y el valor que se toma como normal para CAPAO2 es 1,31 ml/g. La explicación más plausible es que no todo el hierro de la hemoglobina está formando parte de grupos hemo funcionales y por lo tanto el valor calculado sobreestima el verdadero valor. El tema se complica si se tiene en cuenta que hasta mediados de los años sesenta el valor utilizado era 1,34 ml/g y por lo tanto es posible encontrar en la literatura cualquiera de los tres.

 

 

última revisión miércoles, 04 agosto 2010 por miguel de córdoba