COMPOSICIÓN DEL GAS INSPIRADO

 Aire. 

    En la actualidad casi nunca se utiliza aire a presiones superiores a 6 atm lo que supone una profundidad de 50 m. En estas condiciones la PIO2 es del orden de 945 mmHg y la PAO2 es de 900 mmHg. La situación está por debajo del nivel de toxicidad nerviosa (convulsiones) pero por encina del nivel de toxicidad pulmonar si se mantiene más de unas horas.

    En realidad es el nitrógeno el que limita la profundidad a la que se puede respirar aire debido a tres causas

 - El nitrógeno es anestésico a presiones parciales del orden de 30 atm, pero los primeros efectos narcóticos se detectan respirando aire a 4 ATA y son evidentes a 10 ATA. Es lo que se conoce como narcosis por nitrógeno. Parece que existe tolerancia cruzada con el alcohol de manera que los alcohólicos toleran presiones mayores. En todo caso la situación actual es no bucear jamás a más de 100 m de profundidad con aire.

 - El nitrógeno disuelto se incrementa con la presión lo que no causa problemas al comprimir, pero si al descomprimir (enfermedad por descompresión )

- La densidad del nitrógeno aumenta con la presión y esto incrementa la resistencia al flujo aéreo.

    Heliox (mezclas de oxígeno y helio)

    Se utiliza de manera que la PIO2 sea del orden de 0,5 atm (375 mmHg) para mantener un cierto margen de error. El resto se completa con He hasta llegar a la presión que se desea. Como ejemplo a 20 ATA una presión de 0,5 atm de O2 supone una concentración del 2,5% de oxígeno que es letal a presión atmosférica (es casi un décimo de la presión normal). Es evidente la necesidad de comprobar en compresión y descompresión la presión parcial de oxígeno en la mezcla.

    El problema principal del helio es que tiene una conductividad térmica muy alta y si se administra en cámara se ha de mantener la temperatura apropiada (30-32ºC) para evitar la hipotermia.

    Trimix (mezcla de oxígeno, helio y nitrógeno)

    A pesar de usar helio, a partir de 20 ATA y sobre todo al llegar a 50 ATA el simple efecto de la presión produce una hiperexcitabilidad del SNC (síndrome nervioso de alta presión). Como un mecanismo para compensarlo se aprovecha el efecto narcótico del nitrógeno y esto explica la mezcla que se considera. Se emplea nitrógeno en proporciones del 4 al 10%

    El síndrome nervioso de alta presión se produce a profundidades del orden de 130 m de profundidad (400 pies) consiste en temblor de brazos y manos, vértigo y nauseas, sin embargo existe poco deterioro mental. Con trimix se pueden alcanzar los 650 m de profundidad (2000 pies).

    Oxígeno

    Es la “mezcla” que permite el uso de aparatos de circuito cerrado por lo tanto evita la liberación de burbujas (con tal que el CO2 sea neutralizado) lo que es fundamental en casos de sabotaje y espionaje en tiempos de guerra. El riesgo esencial del oxígeno es el bajo umbral para convulsiones por lo que se considera como limite para buceo usando oxígeno los 10 m de profundidad es decir 2 ATA. El problema del oxígeno aparte de su toxicidad es el riesgo de explosión que supone.

 

última revisión miércoles, 05 mayo 2010 por miguel de córdoba